El trabajo de la memoria

Dr. Carlos Rojas

Nuestro mundo actual está enteramente atravesado por la globalización. En todos los aspectos de nuestra existencia sentimos la invasión constante de los fenómenos internacionales que presionan sobre los contextos nacionales y locales.

En la cultura los sentimos de manera especialmente fuerte, El gusto internacional se impone en las galerías de arte, en los medios académicos, en las bienales y se conviene en el criterio para juzgar el valor estético de las obras de arte.

En este mundo, en este contexto, se levanta la obra de Jaime Romero e intenta una respuesta particular al fenómeno de la globalización y de la hibridez cultural. Desde la. perspectiva de los valores propios de lo local, de nuestras mejores tradiciones, se pregunta cómo el arte puede responder a los desafíos planteados en la realidad contemporánea.

Tomando los aspectos de la memoria tradicional, en sus mejores expresiones, el artista retoma formas de vida que han quedado congeladas como testigos mudos de pasados que se resisten a desaparecer, que luchan por sobrevivir.

Su trabajo consiste, precisamente, en tomar esas puertas, esos objetos agrícolas, esas textiles, que se han quedado detenidas en algún momento y lugar perdidos en la sierra de los Andes ecuatorianos, y los convierte en figuras arqueológicas, en expresiones del pasado que interroga y cuestiona a la modernidad salvaje que estamos viviendo.

Por esto, el artista interviene delicadamente con su pintura en estos objetos de la tradición, los vuelve actuales, los hace penetrar en el presente. De esta manera, la obra se completa con esa fusión de elementos de la tradición e intervenciones contemporáneas

Una vez cumplido este trabajo, las obras de Jaime Romero pueden ser leídas en toda su dimensión. Han adquirido una nueva estatura, una nueva dimensión, que es aquella de la resistencia de lo local frente a la invasión de la mundialización, es la reafirmación del gusto y de la estética de lo propio frente al imperialismo del gusto internacional.

El desafío al cual se ha enfrentado el artista es el que está colocado como el problema crucial de las artes plásticas en nuestro medio. De una parte, no podemos estar lejos de las influencias internacionales; de otra parte, no podemos simplemente sumarnos a las modas que nos vienen sino que tenemos que hablar con una voz propia.

Cuenca, septiembre del 2004

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *